Nuestra historia

dove.png

Los Indicadores Cotidianos de Paz nacieron de una serie de conversaciones de pasillo entre la Dra. Pamina Firchow y el Dr. Roger Mac Ginty. Ambos estaban cada vez más interesados en acceder al ámbito local como parte de su investigación y en captar cómo la gente vive la paz, el conflicto y el cambio en su vida cotidiana. Firchow se había visto influenciada por su trabajo profesional y de defensa del desarrollo y el control de armas en América Latina, y Mac Ginty, que había trabajado principalmente en procesos de paz descendentes, estaba interesado en cómo se "recibía" la paz y se utilizaba a nivel local. También reflexionaba sobre su educación en Irlanda del Norte y sobre cómo la gente se desenvolvía en la complejidad (y posibles peligros) de la vida en sociedades profundamente divididas.

En las conversaciones de pasillo se habló de los mecanismos más adecuados para captar lo que los individuos y las comunidades piensan realmente sobre los temas de paz y conflicto, y de las limitaciones de los métodos existentes. El artículo de Mac Ginty sobre Indicadores+ fue un primer intento de conceptualizar -sobre

image.png

el papel- cómo podría funcionar un sistema de indicadores participativos. Por aquel entonces, la Carnegie Corporation de Nueva York convocó una subvención sobre sistemas de conocimiento indígena en el África subsahariana y Mac Ginty y Firchow la ganaron. Esto generó una excelente oportunidad de transformar una idea desarrollada en el salón, en una realidad de trabajo de campo. Así nació el proyecto Everyday Peace Indicators.

 

La primera tarea fue identificar los países en los que trabajaríamos (Sudáfrica, Sudán del Sur, Uganda y Zimbabue) y nuestras organizaciones asociadas. A continuación, nos pusimos a trabajar en el pilotaje de nuestra metodología de grupos focales de discusión, grupos focales de verificación, encuestas y trabajo de seguimiento. Hubo mucha experimentación y trabajo duro para hacer las cosas bien y nos llevó varios años desarrollar la metodología EPI, pero conseguimos poner a prueba un sistema sólido que funcionaba y recogía grandes cantidades de datos.

Aquellos primeros días de EPI coincidieron con un renovado interés por el diseño, el seguimiento y la evaluación en el sector de la construcción de paz y varias organizaciones se interesaron por la metodología EPI y por la aplicabilidad de la misma a sus proyectos y contextos. Así, se inició una serie de colaboraciones con ONGI, organizaciones internacionales y otras (PNUD, IAF, USAID, USIP), y también estamos muy agradecidos de que la Carnegie Corporation de Nueva York haya seguido apoyándonos.

Nuestro plan original de llevar a cabo el EPI en Sudán del Sur se vio frustrado por la violencia en ese país, pero pudimos trasladar algunos recursos a Colombia, lo que inició un interés sostenido en ese país. En 2018, el Dr. Peter Dixon se unió a EPI para ampliar y

EPI - Building Peace.jpeg

Pamina Firchow y Roger Mac Ginty en el Instituto de Paz de Estados Unidos, en 2018.

fortalecer el trabajo sustantivo de EPI en los sectores de derechos humanos y justicia transicional, así como para contribuir a las cuestiones metodológicas en evolución que hemos enfrentado para seguir desarrollando EPI en Colombia y más allá. Juntos, Dixon y Firchow lanzaron el Proyecto de Justicia Cotidiana, un estudio multisituado de las experiencias locales de los procesos de justicia y paz en las sociedades en conflicto.

 

A lo largo del camino, hemos tenido la suerte de trabajar con grandes colegas ubicados en los Estados Unidos y Europa, así como en los contextos afectados por el conflicto en los que trabajamos, que han sumado a la originalidad y la energía detrás de EPI. En 2018, establecimos una ONG de EPI para darnos más flexibilidad y continuar nuestro trabajo de colaboración.

- Pamina Firchow y Roger Mac Ginty, Cofundadores

         Regresar al Inicioa   >    Quienes Somos   >    Nuestra historia