Hay condiciones dignas en las cárceles de Colombia

Chiqui era una niña mimada de una familia de clase media. A los 12 años ya consumía marihuana y a los 14 se fue de casa supuestamente en busca de un futuro mejor, pero no funcionó como esperaba ver que a los 20 estaba trabajando en una casa de crack. Ella era traficante y ladrona, viviendo en la calle. Se unió a una pandilla de ladrones y robó tiendas y estafó a un montón de gente. Todo esto hizo que la enviaran a prisión. Fue condenada a 14 años adentro, donde se violaron sus derechos porque por supuesto las condiciones básicas de vida y los niveles de seguridad y saneamiento no son los mejores, pero ha tenido que luchar y aprender a vivir con ello.

Fotografías y texto de Lizeth Dahiany Tuberquia Agudelo

dove.png

      De vuelta a casa   >   Photovoice en Colombia   >   San José de Urama   >   Hay condiciones dignas ...