La comunidad mantiene el cementerio, con ayuda de la iglesia y de la JAC

Una mujer en las últimas etapas de una grave enfermedad se resistía a morir para evitar ser llevada a ese lugar abandonado: el cementerio.

 

El deterioro del cementerio es un testimonio de cuánto se ignora a los muertos. Las malas hierbas devoran las tumbas al igual que nuestras mentes devoran nuestros recuerdos.

¿No sería correcto que nos uniéramos para mantenerlo y honrar la memoria de los muertos manteniendo hermoso este lugar de tránsito al más allá?

Fotografía y texto de Colectivo de Fotografía de Urama

El cementerio de Urama alberga gran parte de la memoria histórica de la zona y es un importante lugar de encuentro, recuerdo y solemnidad, sirviendo como testigo silencioso de la guerra. Es por ello que el grupo de fotovoces, hizo un llamado público a toda la comunidad de Urama para solicitar  la Junta de Acción Comunitaria y la Iglesia para mantener el cementerio en buenas condiciones. Después de documentar el deterioro en el cementerio, el Colectivo de Fotografía Urama organizó fiestas de trabajo para aclararlo.  Durante dos días, más de 80 miembros de la comunidad trabajaron para limpiar las malas hierbas y volver a pintar las tumbas.

dove.png

      De vuelta a casa   >   Photovoice en Colombia   >   San José de Urama   >   La comunidad con el ...